martes, 6 de octubre de 2009

video

un video de imagenes para su deleite de la ciudad mas hermosa de chile
Valdivia

martes, 8 de septiembre de 2009

costas de valdivia

A 17 km. de Valdivia hacia la costa se encuentra Niebla, balneario que posee dos playas a su elección. Durante el verano se realiza una feria costumbrista donde podrá disfrutar de exquisitos platos tradicionales.

Siguiendo por la costa, 4 km. más adelante se encuentra la playa de Los Molinos, donde encontrará una gran cantidad de restaurantes para disfrutar de los exquisitos productos del mar.

Playa curiñanco.jpgLuego se continua en un camino de ripio con impresionantes acantilados hacia las playas de San Ignacio, Calfuco, hasta Curiñanco, una extensa y hermosa playa con buena pesca de orilla. Por el extremo norte de la playa se accede al Parque Punta Curiñanco donde podrá caminar hasta el Bosque Olivillo Costero.

Continuando por la costa, finalizará su recorrido en Pilolcura, playa de arenas finas.

Por este mismo camino puede acceder al Parque Oncol, donde podrá contemplar la selva valdiviana en su máxima expresión y exuberancia.

el terremoto de valdivia


Valdivia fue asolada por el terremoto más intenso registrado en el planeta hasta nuestros días que mató a muchas personas(grado 11 en la escala de Mercalli y 9,5 en la de Richter, cuatro minutos de duración), el 22 de Mayo de 1960. Y fue invadida y destruida completamente por el pueblo mapuche (24 de Noviembre de 1599) cuando la ciudad no contaba todavía con un siglo de vida. Fue inundada por un lago desbordado (Riñihue) apenas dos meses después del terrible terremoto del 60. Con sólo unas decenas de años de vida, fue destruida por un terremoto en 1575. Fue saqueada por los criollos independentistas en 1820. En 1909 un gran incendio destruyó 18 manzanas del centro de la ciudad. Valdivia no ha muerto ni mucho menos, siempre renace más fuerte, y aquí sí es verdad el dicho de que lo que no te mata te hace más fuerte. Conocemos hoy en día un Valdivia cambiado por siglos, levantándose de las cenizas y rugiendo del dolor y la desesperación. Si no nos hubiéramos conocido todavía estaría buscando la felicidad.

las fechas importantes de valdivia

22 de septiembre 1544
El almirante Juan Bautista Pastene descubre el río Ainilebu, así llamado por los indígenas del lugar, que más tarde llevará el nombre del fundador de la ciudad.

9 de febrero 1552
El adelantado y Primer Gobernador de Chile don Pedro de Valdivia funda la ciudad que ha de llevar su nombre.

18 de marzo 1554
El Emperador Carlos V concede a Valdivia privilegio de Armas y el Título de “Ciudad muy noble y muy leal”.

1558
Se descubren los lavaderos de oro de “Madre de Dios”, a siete leguas de la ciudad.

16 de diciembre 1575
Un terremoto y un maremoto, similares a los que sufrirá en 1960 dejan la ciudad semidestruida.

1590
Valdivia ha llegado a ser la segunda ciudad del Reino de Chile, amurallada, con numerosos edificios y una población de 650 españoles y alrededor de 6.000 indios.

24 de noviembre 1599
Un ejército de 4.000 indios comandados por los toquis Aganamón, Paillamachu y Pelantaro toman la ciudad por asalto, asesinan a sus defensores, capturan alrededor de 500 prisioneros entre mujeres y niños para luego abandonarla en ruinas.

1602
Fundación del Fuerte de la Trinidad, primer esfuerzo, aunque inútil, por repoblar la ciudad después de su destrucción. De su guarnición de 220 soldados, sobreviven 36.

24 de agosto 1643
Llega a la desembocadura del Río Valdivia una expedición holandesa integrada por cuatro naves al mando del Almirante Hendrick Brouwer, que tuvo que abandonar la región luego de haber tenido algunos problemas con los indígenas y haber muerto su Almirante.

6 de febrero 1645
Arriba a la bahía de Corral una flota de doce galeones capitaneada por don Antonio Sebastián de Toledo, hijo del virrey del Perú, marqués de Mancera, con el propósito de refundar la ciudad. Simultáneamente, se inician los trabajos de fortificación de la bahía como respuesta a la incursión holandesa, y que han de prolongarse hasta fines del siglo XVIII. La ciudad queda bajo la dependencia administrativa del virrey del Perú.

25 de diciembre 1645
El fuerte de Las Animas es asaltado por los indígenas, pereciendo sus 18 defensores con su capitán don Francisco de Sedeño a la cabeza.

1700
Durante la segunda mitad del siglo XVII y el siglo XVIII la ciudad será temida por su condición de plaza inexpugnable. Su fama, más imaginaria que real, atemoriza a los indígenas y aleja a corsarios y piratas.

1712
La ciudad llega a los dos mil habitantes.

1741
Bajo el gobierno de don Antonio Manso de Velasco, Valdivia deja de pertenecer administrativamente al Virreynato del Perú para ser incorporada al Reino de Chile.

18 de enero 1748
Un gran incendio arrasa con gran parte de la ciudad que, como consecuencia de éste y otros desastres, queda reducida a ruinas.

1 de noviembre 1760
Se publica el bando por el cual el gobernador Amat, según un plan aprobado por el rey, ordena el traslado de Valdivia a la isla de Mancera, medida de la cual resultarán innumerables perjuicios a la ciudad. La población permanecerá en el mismo lugar, pero las autoridades y las tropas habitarán la isla durante 19 años.

18 de septiembre 1777
Zarpa desde Valdivia una expedición comandada por don Ignacio Pinuer e integrada por 100 hombres de contingente, con el propósito de descubrir la legendaria “ciudad de los Césares”.

1 de noviembre 1811
Un grupo de connotados vecinos proclama su adhesión a la causa de la Independencia. Una serie de medidas que afectan a la ciudad da lugar a una contrarrevolución realista en marzo de 1812. A partir de esa fecha, Valdivia y Chiloé, “las provincias fedelísimas”, serán los principales bastiones de la causa del rey.

3 a 5 de febrero 1820
Lord Thomas Cochrane, capitaneando una pequeña escuadra integrada por la fragata O´Higgins, el bergantín Intrépido y la goleta Moctezuma captura las fortalezas de la bahía de Corral, para proceder luego a la toma de la ciudad de Valdivia.

30 de agosto 1826
Se crea la provincia de Valdivia, que a la fecha cuenta con 2.487 habitantes.

0835 y 1837
Dos violentos terremotos afectan a la ciudad.

25 de agosto 1846
Llega al puerto de Corral, a bordo del bergantín Catalina, el primer grupo de inmigrantes alemanes.

13 de noviembre 1850
Arriba a Corral el barco Hermann con 95 inmigrantes alemanes, que por su origen, preparación y cultura, constituyen el símbolo de lo que será la colonización alemana del Sur de Chile.
Portavoz del grupo es Carlos Anwanter.

1865
La presencia de los colonos alemanes se traduce en un adelanto notable de la ciudad en actividades tales como la industria, el comercio, la agricultura, el desarrollo urbano, la educación y las artes.

1899
El ferrocarril llega a la ciudad, que así queda conectada a la red troncal a través del ramal de Antilhue-Valdivia.

1900
Valdivia figura como uno de los principales centros industriales y comerciales del país. El puerto de Corral es, después de Valparaíso, el de mayor movimiento a lo largo del litoral, lugar de aprovisionamiento y embarque para las naves que utilizan el estrecho de Magallanes, en ese entonces única ruta de comunicación entre los dos océanos.

1906
Con el aporte de capitales franceses, se instala en Corral la primera industria siderúrgica del país y de Sudamérica.

13 de diciembre 1909
Un incendio más grande que el de 1748 arrasó con la ciudad destruyendo 18 manzanas enteramente edificadas.

12 de febrero 1917
Se celebra la primera Semana Valdiviana.

18 de diciembre 1938
Se da comienzo a la construcción del primer puente de la ciudad (Calle-Calle).

1948
La Sociedad Agrícola y Ganadera de Valdivia, SAVAL, inaugura su campo de exposiciones en la Isla Teja.

1952
La ciudad celebra su cuarto centenario.

1953
Se inaugura el puente Pedro de Valdivia que une la ciudad con la Isla Teja.

1954
Se crea la Universidad Austral de Chile, la tercera universidad de provincia y la más austral del país.

22 de mayo 1960
Un terremoto, con características de cataclismo (grado 8.5 escala de Richter y duración de 3 minutos) deja la ciudad semidestruida.

11 de julio 1974
El decreto ley número 575 determina la división territorial del país en 13 regiones. Valdivia es integrada a la Décima Región de Los Lagos.

1987
Se construye el puente Cruces y el camino a Niebla, que unen Valdivia con la costa norte de la provincia.

1992
Se celebran los 500 años del descubrimiento del Nuevo Mundo con la presencia de los reyes de España, Juan Carlos y Sofía.

1997
En la ciudad se levanta uno de los cuatro complejos hospitalarios zonales del país.

1997
Remodelación de la plaza central de la ciudad, llamada Plaza de la República.

1998
Se concluye la reconstrucción de la Catedral de Valdivia, destruida en 1960, con los aportes de la comunidad.

2000
Instalación en Valdivia del Centro de Estudios Científicos en las remodeladas dependencias del histórico Hotel Schuster. Este contro, que tenía sede en Santiago, agrupa a los más connotados científicos del país

el verano en valdivia


Lo que ofrece en Verano

Por sus características geográficas y climáticas, Valdivia sin lugar a dudas es la zona perfecta para practicar los más variados deportes acuáticos de montaña. El límite del riesgo sólo lo pone usted, siempre disponiendo de guías y asesorías en cuanto a su seguridad, su mayor deleite, y el cuidado de nuestro medio ambiente.

La navegación deportiva está por definición vinculada a Valdivia. Más de 280 kilómetros navegables y una de las pocas oportunidades en el mundo de adelantarse en una ciudad desde el mar o navegar a través de ella; desde los sencillos botes a remo, las bicicletas náuticas y canoas, así como también kayak, motos de agua, veleros, hasta llegar a yates costeros y oceánicos construidos para navegaciones más prolongadas.

Aquí en Valdivia, todo tipo de embarcación está permitida. Estamos preparados para recibirlo. La provincia de Valdivia es un destino obligado para los amantes de la pesca deportiva, en sus variantes más atractivos y de dificultad diversa fly-casting-spinning y trolling, a pie o embarcado, marítima, fluvial o lacustre.

Usted visita entre otros, los ríos Bueno, Enco, San Pedro, Calacurrupe, Mañío, Huenehue, Llanquihue, Pellaifa, o los lagos Ranco, Neltume, Maihue-Chollinco, y si lo prefiere, pesca en el mar en Alepue, Chan Chan o Curiñanco.

Todos estos lugares son considerados vírgenes en cuanto a su naturaleza, y sólo esperan ser descubiertos por usted. Nuestra meta es llevar al límite las posibilidades del hombre en su reencuentro con la naturaleza.

Desde las alturas desafiantes del volcán Mocho- Choshuenco, los caprichosos y sinuosos ríos cordilleranos, hasta las múltiples opciones ofrecidas por sus tranquilos lagos, donde la práctica de un simple baño, el ski y los paseos en lancha se transforman en verdaderos descubrimientos naturales, que desde ahora le invitamos a proteger para su conservación y herencia a las nuevas generaciones.

La fantástica belleza de sus paisajes naturales puede ser percibida a través de miradores, o de recorridos, tanto programados como los que defina al azar, de acuerdo a su disponibilidad de tiempo y su gusto por la aventura.

El verano en Valdivia es una multiplicación de actividades culturales, deportivas y recreacionales, que transforman la ciudad en uno de los centros de actividad más entretenidos del sur de Chile. Venga a Valdivia y déjese Conquistar por sus alrededores. Estamos seguros que esta experiencia satisfacerá sus altas expectativas de descanso y reencuentro con la naturaleza viva, su familia, por qué no decirlo, consigo mismo.


la naturaleza de valdivia

Naturaleza Entretenida

En este lugar del mundo existe una vida silvestre próspera y libre, donde el aire es tan puro que la vista se pierde en el horizonte, y sólo se interpone su bosque milenario, auténtico Bosque Húmedo Valdiviano. El Notro, el Arrayán y el Coihue entre otros, llegan a más de 200 especies que han conseguido espacios propios para su supervivencia, en pleno equilibrio con la vida en la ciudad y en el campo.

Las aguas interminables, que bañan sus riberas son tan impresionantes que, donde usted mire verá con sorpresa cómo los ríos reaparecen mágicos en la búsqueda del esplendor de su descubrimiento.

Valdivia es sin duda una de las provincias más hermosas del sur del mundo. Con una naturaleza exuberante y una gran cantidad de flora y fauna nativa, el visitante puede extasiarse con el milagro natural, y descubrir en cada momento los escenarios ideales para la práctica de deportes, que ponen su imaginación en íntimo contacto con la naturaleza.

Inserto en la ciudad y a pocos kilómetros de la misma, aparecen Curiñanco, Monumento Natural Alerce Costero, Jardín Botánico, Parque Saval, Santuario de la Naturaleza, Parque Natural Isla Huapi y Fundo Teja Norte.

Sólo el visitante tendrá la oportunidad de evaluar estas maravillas naturales que permiten además practicar deportes y actividades, tales como: rafting, trekking, bicibleta, cabalgatas, fotografía, ornitología y montañismo en diferentes niveles de dificultad.

Pero la ciudad y sus alrededores no es todo lo que puede el visitante recorrer en Valdivia. Desde la Cordillera de los Andes hasta el mar, por expeditos caminos pavimentados y de ripio que lo llevarán a lugares de ensueño. En cada ruta que usted elija, saldrán a su encuentro el mar, los ríos, lagos, islas, volcanes, bosques nativos, grandes praderas y aguas termales. Para descubrirlos sólo requiere indumentaria cómoda, como un sombrero y los implementos necesarios para practicar deportes y cazar imágenes, y así guardar sabores de esos momentos en los que usted fue conquistado por nuestra naturaleza.

En Valdivia existe tradición termal. En las cercanías de Panguipulli, incrustado en la Cordillera de los Andes, aparece el escenario inmejorable para hacer de lado el stress, las afecciones articulares, el cansancio, etc. Con excelentes centros termales inmersos en paisajes exóticos, clima cordillerano y variado servicio de hotelería y gastronomía, que aseguran al turista el descanso y el reposo necesario para eliminar las tensiones de la vida moderna.

La cordialidad de la gente que conocerá en su viaje, le recordará otros tiempos. En los que la anonimia de las ciudades era un término desconocido, y donde siempre existía la mano amiga que se acercaba para desearle un buen día y ayudarle en lo que se pueda.



bueno esta semana seguiremos con con la historia de valdivia

Desde aquí se cuenta con rutas expeditas a los principales lagos, ríos, montañas, termas, bosques del sur del país, y rumbo a la frontera con Argentina, a través de los pasos Internacionales Hua-Hum y Cardenal Antonio Samoré, que conectarán al visitante con las ciudades trasandinas San Martín de los Andes y Bariloche.

Hoy emerge la irregular y desparramada la ciudad, en plena armonía con el carácter de su paisaje circundante, luchadora, amable, acogedora y emprendedora, rindiéndole como siempre el homenaje urbano a su gran recurso natural, su gente, sus ríos y su naturaleza entretenida. Su extensa y ramificada red fluvial navegable está compuesta entre otros por los ríos Calle-Calle, Valdivia, Angachilla, Tornagaleones, Cruces, Cau-Cau y Naguilán.

Hoy con 152 mil habitantes, la ciudad se ha transformado en un eficiente complejo universitario, científico, industrial, hotelero, extrahotelero y gastronómico, con el más alto nivel culinario y de servicios asociados, todo muy acorde con los tipos de turismo y actividad que en forma natural se han desarrollado en toda esta zona.

Es destacable el fuerte impulso que ha tenido el turismo de negocios. Los seminarios, congresos, incentivos a empresas y eventos culturales y científicos son cada vez más fuertes en toda época del año.

Pero este desarrollo no es una casualidad. Son múltiples los hoteles e instituciones que ofrecen garantizados espacios aptos para tales manifestaciones, con servicios de última tecnología, atención personalizada y opciones de actividades pre y post congresos que, sin salir de la provincia, logran culminar el viaje con increíbles experiencias en su exuberante naturaleza.

La oferta de productos típicos, mazapanes, chocolates, mermeladas, cidras, cerveza y crudos de tradición alemana, constituyen una importante faceta de los atractivos que se pueden encontrar en Valdivia. La provincia, por su ubicación estratégica en la puerta de la Región de los Lagos, es el trampolín ideal para recorrer el sur de Chile.